lunes, 29 de junio de 2009

Examen: Detéctense los problemas técnicos

Esto es como cuando iba al colegio: De repente un día el profe entraba y decía: "Vamos a preguntar" Y todos cruzábamos los dedos, para que no nos tocara a nosotros. Bueno, esto no es el cole, pero podemos recordar viejos tiempos. Os pongo dos videos de un tenor español. A ver qué le detectais. No me refiero al estilo de canto ni nada de eso. Técnica. Solo técnica



En este es menos evidente por que los que le acompañan son pésimos, incluida la música. No os perdáis el momento estelar del "arroz con pollo" :-D



Y ahora una reflexión. ¿No os da pena que una voz, con las posibilidades de esta, esté ya como está? ¿Por qué motivo sueltan al personal a cantar sin estar preparado? Es una locura. En cuanto el carnet de identidad le pone 23 años, lo sueltan, con una preparacion técnica tan deficiente que tiene su carrera abortada antes de empezar. Es la manía de hoy en día: Yogurines. Yogurines deficientemente preparados. Y si no, en el segundo video escuchar bien, que hay dos cantantes que parecían algo. Deprimente.

jueves, 25 de junio de 2009

Celso Albelo: El gran triunfador del Rigoletto Madrileño

Pocas veces voy a estar de acuerdo con los habitantes de las casas de vecinos....pero aquí os traigo una crónica firmada por un "vecino"

De la misma manera el EXCelso Albelo consiguió demostrar lo que es EL CANTO frente al mero hecho de cantar... Con una voz bien timbrada (desbordante de brillo en el agudo) y un control del fiato de manual, el canario nos agasajó con una lectura del Duque que desbordaba los límites de la propia partitura: el detallismo y la exquisitez rozaron cotas raramente vistas por mí en teatro (y los que me conoces sabrán hasta qué punto es fino mi oído...). Entrar en su juego fue una experiencia increíble, siguiendo las modulaciones de su voz en cada sílaba, dejándome llevar por el sentido de su canto y divirtiéndome descrifrándolo. Los hay que tienen una voz de 10 y se conforman con el 9. Albelo tiene una voz de 9, pero aspira en todo momento al 10. Leo con inverosimilitud críticas a su aspecto físico... ¿A quién puede importarle los kilos cuando la interpretación está completamente dibujada hasta en los detalles más ínfimos? Más allá del derroche técnico del si natural filado, conseguir imprimir de carácter a un aria tan obsoleta como es La donna é mobile, filando el primer "d'acento", coloreando con una messa di voce el segundo... Un verdadero maestro.

¿Por qué me gusta tanto esta crónica? Por varias razones. Mas de uno, en las casas de vecinos, se frotaba las manos por anticipado, pensando en que el Rigoletto madrileño iba a ser un desastre, y que si hubiera estado JDF hubiera sido la hostia. La interpretación de Celso sorprendió a muchos, de tal suerte, que solo han podido oponer leves reparos a su actuación, y la mayoría de ellos por que han leído de algunas fuentes bien informadas, por que de canto no tienen ni puta idea. Incluso alguno ha tenido que recurrir al aspecto físico para criticar algo (¿Acaso el pobre Pavarotti estaba delgado?) La rabia que se ha leído en algunas intervenciones, mal disimulada, ha provocado en quien esto escribe una fuente amplia de hilaridad que ni contiene ni disimula, por que no lo necesita.

La crónica que cito, y si el autor de ella quiere ya me pondrá un comentario, es de la función de Nucci. Que casualmente ha sido un acontecimiento, por que los gustos del publico madrileño, se pongan como se pongan los "pro-Mortier", están en la buena Opera y no en la horterada. Y en tan magno acontecimiento, un tenor, español, estaba allí, recibiendo alabanzas, por que ESTUVO A LA ALTURA DEL ACONTECIMIENTO. Que no es decir poco. Se podrá criticar si fue preparado o no, bla, bla, bla. La realidad es que el publico madrileño volvió a decir NO, A MORTIER, que es la lectura correcta. Y le dijo a Mortier, y a los responsables, que lo que quieren es la Opera que les gusta CON CANTANTES DE CALIDAD. Y CELSO estaba allí, y no otro tenor.

Por cierto, como ya me he aprendido la lección, paso de opinar sobre la crónica en si. A partir de ahora escribiré panegíricos en la medida de lo posible. Y si tengo algo que decir lo haré, pero solo lo entenderá el que haya estudiado. Estoy harto de que lo que escribo, que podría ser de utilidad, se convierta en un arma arrojadiza.

miércoles, 17 de junio de 2009

Celso Albelo ¡¡¡¡Habemus Duca!!!!!

Despues de la decepcion de la funcion de Bros, ayer, 16/06/2009 pudimos disfrutar de la opera otra vez. No es que sea para tirar cohetes, pero al menos no sales del teatro con la sensación de que te han estafado.

Perviven fallos anteriores como la orquesta, que es mala como la carne de pescuezo, la direccion musical, aunque ayer se notó menos. O los infumables Sparafucile o Monterone que serian comprimarios indignos en un teatro de provincias. De la puesta en escena, mejor no hablar.

Sigo pensando que a Albelo le quedan tres años, al menos, antes de poder incorporar con regularidad al Duca en su repertorio, por que ahora es un Tenor lirico-ligero, Hasta que no le ensanche un poco la voz deberia dosificar el personaje, por que todavia tiene algunos problemas con el apoyo respiratorio; Sobre todo en el centro. No así en el paso o en la zona alta en las que resuelve las dificultades con comodidad.

Celso fue de menos a mas. La verdadera medida del Tenor El "Parmi" estuvo cantado de forma excelente. Sin miedo, con seguridad. Linea de canto, fraseo, intención mas que notables, gracias a que la tecnica que empleó es la adecuada. El sol3 perfectamente colocado y cubierto, pasando y despasando la voz con soltura, sin problemas. Solo no me gustó el sobreagudo del "possente" por que es de "gañote" No hay squillo. Para ir al sobreagudo hay que usar el resonador de cabeza, cosa que no hace, y en vez de ser un sobreagudo como un cañon, es muy pequeño. Factor a corregir, junto con la respiracion, y que algunos ascensos al Sib3 un poco mas cubiertos, no estarian mal. Pero en conjunto notable, muy notable Albelo en su Duca. Sin ninguna duda el mejor Duca de los tres que han traido.

En cierta casa de vecinos, cada dia mas asquerosa, por cierto, un "vecino" que habia asistido a la funcion de Bros del Lunes 15/06/2009 nos hablaba de los gallos palmarios de Bros tanto en la "donna e mobile" como en el cuarteto. Y el amigo, florecido, se preguntaba lo que hubiera sido JDF en esa función. Luego se quejan de que me meto con ellos. Le contesto desde aquí.

Juan Diego Florez es tenor LIGERO pero con la tecnica para cantar Rossini, que es diametralmente opuesta a la escuela Italiana. La levedad de su timbre, que provoca que ni en el Barbero se le escuche, y esto lo sé de haber estado en el teatro, es el segundo grave inconveniente.

El tenor verdiano canta EN EL CENTRO Y EN EL PASO, cosas ambas que JDF no tiene en las condiciones que Verdi requiere, por cuanto su voz se educó para pasar de puntillas por el pasaje y sus condiciones vocales se ajustan a este tipo de repertorio. Entonces, por favor, por mucho que desde el entorno de "florecidos" se insista que JDF es Tenor lirico ligero y que el personaje del Duca lo tiene apartado en espera de tiempos mejores, ES MENTIRA, que lo sepan y se hagan a la idea que Florez no cantará el Duca como un papel de su repertorio habitual. Y ni mucho menos llegará a ser ni el mejor Duca de la historia, ni siquiera el de la historia reciente. Hoy en día, solo tenores con la impostacion de voz adecuada como CELSO ALBELO, pueden cantar ese personaje. Y además, señor Florecido de la "casa de vecinos"; con la orquestación que se ha manejado en esta versión que casi tapa hasta al coro, a JDF no se le hubiera oido. Y recordar también, que el propio JDF canceló el contrato de Madrid, por que afectaba a su vocalidad natural. Grabenselo, por favor. Que me parece muy bien que les guste Jdf, pero sean realistas; Frente a un tenor como CELSO ALBELO, el señor Jdf no tiene nada que hacer en el repertorio romántico.

Y por cierto, para los partidarios del Señor Bros, les digo lo mismo. Frente a un tenor joven y emergente como CELSO ALBELO, por mucho que al señor Bros le braveen sus gallos, el señor Bros no tiene nada que hacer.

Del resto del elenco hay que decir algo tambien:

Anthony Michaels-Moore fuen un Rigoletto digno. Tiene una voz como la lija, y es bastante basto a la hora de cantar. Pero Dramaticamente es muy superior a Frontali. Actuó, le dio vida al bufón. Y no es poco. Fue justamente aplaudido, mas por "sudar la camiseta" que por sus bondades vocales, que son pocas, pero te hace pasar un buen rato y se agradece.

Cinzia Forte De muy menos a mas. Se destapó con un espantoso "caro nome" desafinando hasta decir "basta" Pero poco a poco se fué calentando hasta ofrecernos una Gilda muy interesante vocal y dramaticamente, muy alejada del personaje débil de Ciofi. Fue la mas aplaudida de la noche, no diria yo que injustamente, pero casi. De todas maneras también nos hizo pasar un buen rato.

Nino Surguladze Como Maddalena..y la verdad parecia otra. Se debió de contagiar de la mediocridad de la funcion de Frontali, por que ayer Martes estuvo francamente bien, luciendo una bonita voz de Mezzo "de verdad" Todo lo contrario de la anterior funcion que la ví. Muy interesante.

Y para terminar. Si encuentro algo de Celso de la funcion de ayer, lo intentaré colgar.

sábado, 13 de junio de 2009

Rigoletto o el arte de aburrir al público



Pues ayer me tocó la primera de mis dos sesiones de Rigoletto, y me la podia haber ahorrado, sinceramente.

Por primera vez en mi vida me he aburrido en el Teatro. Y es que el ¿espectáculo? ha sido de los peores que he visto. Para comenzar (¡Cómo no!) con la puesta en escena. La foto que abre esta entrada es de este Rigoletto. Al absurdo decorado, una plataforma cuadrada e inclinada con planos cambiantes y de efectos, multiusos que podía ser tanto la casa de Rigoletto, como un cuadrilatero de boxeo, como una casa de putas, se unía lo que es verdaderamente una novedad: Consiguieron cargarse la maravillosa acústica del Real. En efecto, recubrieron las paredes que delimitaban el cuadrilátero de una especie de gasa que entubaba el sonido y lo mataba. Cuando en el Rapto de Gilda parte del coro canta fuera del cuadrilátero y oyes la voz real, que se expande por la sala como es costumbre en el teatro, es cuando te das cuenta de que hay algo que mata el sonido. Al inicio del tercer acto retiran la gasa de las paredes y el sonido de los que cantan dentro mejora. Al menos ya se les oye, porque hay momentos en que a José Bros (qué desastre de Duca el suyo)no se le oye. Se le adivina.

Para completar este primer padecimiento para el espectador, la orquesta. Suena penosa, lo que es ya habitual, con sus desafinaciones habituales, y además contó con la inestimable ayuda del director: Roberto Abaddo, que es malo como la carne de pescuezo. Despues de escucharle me imagino que Mortier le habrá incluido en nómina. Para empezar no sabe sacar el mas mínimo jugo a la partitura. No hay intensidad dramática, no hay colores, matices, nervio. Nada. Plano, plano, plano. Y para colmo en no pocas ocasiones el nivel de afinación de la orquesta alcanzaba limites de orquesta wagneriana, tapando a cantantes, coro, y todo lo que se pusiera por delante. Cuando le entra la vena asesina acelera el ritmo de la musica me imagino que a ver si acaba con el cantante. Mal, muy mal lo pasó FRONTALI en el "corteggiani vil razza"

Los cantantes

José Bros Su linea de GALLEO solo la puede superar el famoso gallo de Gedda en "La donna e mobile" del Liceo hace ya unos años. José Bros hace del gallo, un intento lastimoso de alcanzar el si bemol3, que acaba convirtiendose en un balido desafinado que destroza los oidos por que todavia tiene el humor de sostenerlo durante varios segundos. La voz de Bros se acaba en el sol3. De ahí para arriba es una suerte de desafinos de todos los colores. El Duca de Jose Bros es una ESTAFA. Porque lo poco que le queda, el centro, no dice nada. Plano, soso, sin intención. Y del Re bemol4 del "Possente" no hablamos. Duró menos de un milisegundo, tapado ademas por la orquesta a todo trapo, solo se oyó el intento, que se quebró, y para adentro. Desastroso.

video


Y aquí tengo que mencionar al tonto de los cojones que existe en este mundo de la ópera. ¿Cuando desaparecerá el imbecil que tanto abunda por las casas de vecinos, por cierto, de no permitir que nadie opine distinto como el? Cuando llegó el turno de los saludos hubo quien gritó "fuera" y abucheos varios a José Bros. Bueno pues cada vez que gritaba un espectador "fuera", el tonto de los cojones gritaba más alto "bravo" y ademas se volvia al que gritaba como retandole a que volviera a gritar "fuera" para el gritar más alto todavia. Si se hubiera limitado a Bravear, pues muy bien, es tu opinión, pero volverse hacia el que gritaba "fuera" retándole es propio de un IMBÉCIL, del típico fascista que tanto abunda, sobre todo, por los foros de ópera. Pero claro, se ve que era fanático de Bros y además de fanático, fascista, e imbécil, estaba sordo.

Frontali Declamó el papel. No transmitió ni un gramo de emocion. Duerme a las ovejas. Flojo, flojo, flojisimo.

Patricia Ciofi La mejor, de lejos. Su voz no es bonita, pero da todas las notas en su sitio, TODAS. Construye un personaje débil psicológicamente, muy logrado. Una linea de canto excepcional. Una gran profesional que hace bien su trabajo. Y el público lo reconoció y aplaudió como merecia.

M.SPOTTI, como Sparafucille, mal; entubado y sin proyeción. Declamó más que cantó.

LUIZ OTTAVIO FARIA, como Monterone, pésimo y apenas se le escuchaba, con unas intervenciones que asustaban de lo poco que se oian.

N.SURGULADZE, como Maddalena, Desafianando, que es Gerundio.

David Rubiera como Marullo. Bastante bien.

El Coro Intermezzo, muy digno y bastante bien.

Y para quitarnos el mal sabor de boca os dejo esto.

miércoles, 3 de junio de 2009

Don Giovanni En DIRECT de l’Opéra de Rennes



El día 02 de Junio el canal tematico Mezzo nos ofrecio en directo desde la opera de Rennes "Don Giovanni" con el siguiente reparto artistico:

Orchestre de Bretagne
Direction musicale Antony Hermus
Choeur de l’Opéra de Rennes (direction Gildas Pungier)

Avec :

Don Giovanni: Stephen Gadd

Le Commandeur: Jean-Loup Pagésy

Donna Anna: Angelina Ruzzafante

Don Ottavio: Xavier Moreno

Donna Elvira: Anna Maria Panzarella

Leporello: David Bizic

Zerlina: Bénédicte Tauran

Masetto: Pierrick Boisseau

Figurants Yann Sylvere Legall et Germain Nayl


Mise en scène Achim Freyer, reprise par Frans De Haas. Décors Achim Frayer.

Costumes: Maria Elena Amos.

Después de los últimos Don Giovannis que se habían perpetrado, este ha sido, con diferencia, el más decente en el apartado vocal y musical. De la puesta en escena, verdadera BAZOFIA, MIERDA, BASURA, es mejor no hablar. Solo a un paralitico mental se le puede ocurrir vestir a los personajes de marionetas buscando una suerte de teatro de guiñol, donde ni la mejor buena voluntad puede hacer encajar música con escena. Lo siento, pero los espectadores tenemos que hacer algo para acabar con esta MIERDA que son las puestas en escena absurdas y sin sentido.

Musicalmente hablando: Digno. Un espectaculo digno, con luces y sombras como todo en esta vida, pero teniendo presente que lo positivo se impone.

La direccion musical plana. Suena a Mozart, sospecho que se intentó una version historicista, pero la interpretación es plana y sosa con varios momentos donde el metronomo del director se acelera en algunos casos y en otros se para sin saber por qué: En el "Il mio tesoro" le metió el turbo y yo en mi casa no era capaz de seguirle tarareandola, nada de a plena voz. (Si lo hago a plena voz, muero) En fin, como digo positivo que la esencia de la musica de Mozart estaba allí, al menos.

Los cantantes

Don Giovanni: Stephen Gadd

Lo positivo: Es bajo. No es baritono engolando u oscureciendo la voz. No. Es bajo de verdad. Es una voz muy metálica, poco redonda, pero agil: salvó con nota el "Finch´han dal vino" que es una parte que a cantantes de la talla de George London, por ejemplo, les costó sudar tinta china. Por contra es un poco basto cantando y no tiene el personaje muy bien definido. De todas maneras creo que con el tiempo puede pulir su linea de canto. Bien.

Leporello David Bizic

Baritono de voz mas oscura que la de su "amo", redonda, bien timbrada. Un Leporello esplendido, cantó el aria del catalogo con soltura y desenfado completando un personaje convincente vocal y dramaticamente en adecuado contrapunto a Don Giovanni. Sobresaliente. Uno de los triunfadores de la noche

Le Commandeur: Jean-Loup Pagésy

Bajo dramatico. No me impresiono especialmente, pero no desentonó. Habria que pedirle mas, mucho mas, a su interpretacion del Commendador, pero bueno. Correcto

Donna Elvira: Anna Maria Panzarella

Demasiado gritona, no se si para resaltar su personaje, y con algún que otro pasaje desafinado. Se les olvida que el cabreo del personaje es por amor y deben alternar la furia con la paz del alma. Poco sutil, no terminó de "dar con la tecla" de su personaje. Necesita mejorar

Donna Anna: Angelina Ruzzafante

Es una soprano normal, su mayor virtud fué mejorar a Don ottavio: En efecto, este último mejoraba sus prestaciones cuando cantaba con Donna Anna. Sin embargo su interpretacion, por poner un ejemplo, del aria "Non mi dir, bell' idol mio" fue plana, carente de emoción, como el resto de su personaje. Simplemente podriamos decir que la solfeó, mas que la cantó. Suficiente.

Don Ottavio: Xavier Moreno

Suspenso sin paliativos, rozando el muy deficiente. Tiene voz, vaya por delante, e incluso la adecuada para el personaje, pero le falla la técnica de forma alarmante. Durante el "Dalla sua pace" Ofreció tres colores distintos de voz según le parecía bien. El ataque al sol3 lo hizo o de medio falsete, o medio apretado sin pasar la voz, pero en cualquiera de los casos sin encontrar el apoyo respiratorio adecuado. Y bien por culpa suya, o bien por la del director, se pasó la metrica del aria por el arco del triunfo......Si esto hubiera servido para dar credibilidad al personaje, aun, pero es que este hombre no canta Mozart. Solfea Mozart y lo solfea mal. Además en la escena de las máscaras estuvo desafinado todo el rato.....No me extiendo mas. Muy mal

Zerlina: Bénédicte Tauran

La segunda triunfadora de la noche. Soprano lirico-ligera, cantó con gusto, con intención sin caer en la cursileria o la ñoñeria de otras sopranos. Formó un personaje convincente y por todo ello le perdonamos algún pasaje desafinado, que lo tuvo, por falta de apoyo respiratorio basicamente. Sobresaliente

Masetto: Pierrick Boisseau

Es un baritono "ligerito" pero con la voz timbrada redonda y no tan oscura como la de Leporello. Además me dio la sensación de disfrutar componiendo su personaje y fue de los pocos, por no decir el unico, que dió credibilidad a su disfraz de "marioneta". Muy bien tambien.

Con todo fue un don Giovanni para la esperanza, en el apartado vocal. Son cantantes jovenes algunos, otros ya no tanto, y merecen una oportunidad de demostrar que pueden hacer una buena carrera. De momento demosles tiempo.