jueves, 27 de mayo de 2010

Los Miserables.



Hoy quiero hacer un breve paréntesis para hablar de una de mis obras favoritas, no operísticas: El maravilloso musical "Los Miserables" adaptación musical de la obra del mismo título de Victor Hugo. Una obra que no ha perdido vigor ni fuerza, que me emociona como el primer día que la ví, casi por casualidad.

Gracias a Los Miserables, en Madrid se abrió una puerta al teatro musical que, hoy en día, alcanza una cota de mercado (dentro del panorama teatral) muy por encima de las mejores expectativas jamás soñadas. Es cierto que, antes, otros montajes (muy deslabazados en el tiempo) intentaron lo propio sin conseguirlo: Jesucristo Superstar, Evita, Barnum, El diluvio que viene... Pero, seamos francos, fue El 16 de Septiembre de 1992, en el teatro Nuevo Apolo, cuando comenzó la historia del teatro musical en España.

¿Cuantas veces la vi? No lo sé. 7, 8, 9....Pero lo más desesperante es que después de estar ¡¡DOS AÑOS!!! en cartel, nadie sacara la obra completa en vídeo. Demencial y triste, pero propio de este pais.

Difícil será encontrar una obra que nos emocione tanto, a seguidores y no seguidores de la ópera. "Los Miserables", el musical, es teatro puro. Una obra triste, tristísima, pero conmovedora. Difícil no enamorarse de los personajes que intervienen, difícil resistir el nudo en la garganta cuando Fantine canta "Soñé con ser otra mujer" O cuando Eponine canta al amor imposible en "Sola Yo", la desesperación de Marius cuando ve que sus amigos han muerto en "Sillas y mesas vacias" El dolor pintado de recompensa en la muerte de Jean Valjean, siendo recibido por el espíritu de Fantine... El emocionante "Un día más" o la patriótica "Canción del pueblo"

Tantos y tantos momentos conmovedores, intercalando alguna sonrisa con la divertida "Amo del mesón" magistral retrato de unos personajes menos secundarios de lo que en el musical son pintados. Los Mesoneros que tienen "cuidando" a Cosette, pero que en realidad la tienen semi esclavizada, en contraposición a la hija de ambos "Eponine". Años mas tarde las vidas de ambas se volverán a cruzar, con los papeles cambiados.

"Amo del mesón"



La música es maravillosa, y en la versión de Madrid eligieron a un elenco de cantantes que va a ser muy dificil repetir, en el caso de que la repongan tal y como se rumorea.

Reunir en una ópera las voces adecuadas a los personajes que interpretan y que además "empasten entre sí" es una tarea difícil. Y sin embargo en "Los Miserables" vamos a encontrar unas voces de primerísimo nivel que pintarán con mano maestra las inquietudes y sentimientos de los personajes que interpretan. ¿Quien es mi favorito? Carlos Marín: Sin duda. Su "Marius" es una mezcla de ingenuidad, romanticismo, amor a la patria, lealtad a sus amigos. Una voz de barítono que llega, que transmite, aun cuando en esta obra la mayoría siendo cantantes líricos, cantan "desimpostados". Y como muestra oigamoslé en su lamento por la muerte sus amigos. Carlos estremece con “sillas y mesas vacías”



Mi segundo personaje favorito es "Eponine" interpretado por la soprano Margarita Marban. Su personaje es un canto al dolor, a la tristeza, y al amor. Al amor imposible por Marius. Escuchemosla en "Sola Yo"



Mi tercer personaje es, sin embargo, el primero que te toca el corazón: La desgraciada Fantine, que va a dejar en el mundo una niña Cosette, que será recogida por Jean Valjean, el cual le ocultará todo lo relativo a su pasado. Escuchemosla en su maravilloso canto a la injusticia y a la resignación en la voz de Gemma Castaño, su interprete habitual: "Soñe con ser otra mujer"



El personaje sobre el que gira la historia es Jean Valjean, interpretado por Pedro Ruy Blas. Un hombre bueno maltratado por la vida y los caprichos del policia Javert (Miguel del Arco): un desgraciado convencido que él es la rectitud hecha hombre, que se derrumba cuando su enemigo Jean Valjean le perdona la vida y lo deja escapar.

Hoy en día sería difícil, para los que hemos visto la obra, separar al personaje del cantante: Una voz muy peculiar, para dar vida a un personaje bueno, humano y recto, que no duda en sacrificar su vida por su hija adoptada y "el hijo que quiso tener" Marius. Escuchémosle en "Sálvalo" pidiendo a Dios que salve la vida de Marius, que habia sido herido en la barricada.



Completan el elenco mas principal Luisa Torres como Cosette, una voz notable a la que no siempre se le hizo justicia. Quizá por que compone el personaje de forma menos convincente. No acaba de ser esa niña inocente, que requiere el personaje.

Escuchémosla junto a Carlos Marin y Margarita Marban en "Amor ¿Eres tú?"



Enrique R. Del Portal como Enjolras. El revolucionario, el mejor amigo de Marius, que morirá en la barricada junto al resto de componentes, incluida Eponine que morirá en los brazos de Marius. Escuchémosle en "La canción del pueblo"



Y como resumen a la tragedia que se avecina en el segundo acto, vaticinada por Javert, el deslumbrante, mágico, patriotico : "Un día mas"




Argumento:

En la Prisión de Toulon, el presidiario número 24601, Jean Valjean, recibe su pasaporte amarillo de libertad condicional tras 19 años de presidio de manos del policía Javert. Por su condición de ex-convicto se ve obligado a llevar una existencia miserable apartada de la sociedad. Tras un turbio episodio en casa del Obispo de Digne, éste gana para bien el alma de Jean Valjean, quien a partir de entonces, y tras una delirante y desgarrada reflexión, se convertirá en un hombre nuevo.

Ocho años más tarde y muy lejos de Digne, en un pueblo llamado Montreuil-Sur-Mer, una joven madre soltera llamada Fantine trata de sacar adelante a su hijita Cosette, a quien ha dejado viviendo con unos mesoneros en Montfermeil. Para ello trabaja en una fábrica propiedad del alcalde. Cierto día, sale a la luz que mantiene escondida una niña y, dado que en numerosas ocasiones Fantine se ha negado a complacer los burdos deseos del capataz, es despedida de la fábrica quedándose en la calle sin dinero. Ve una salida vendiendo su pelo, un medallón y trabajando como prostituta, pero enferma irremediablemente. En una ocasión, agrede a un cliente que se había propasado con ella y acude el jefe de la policía, Javert, que ha sido destinado allí, con intención de encarcelarla. En ese momento aparece el alcalde, que no es otro que Jean Valjean reformado, y lo impide. Javert cree reconocer en él al preso 24601, del que no había vuelto a saberse nada y que está buscado por las autoridades por haber roto el pasaporte, y sus sospechas se confirman cuando Valjean confiesa su identidad para salvar a un hombre que iba a ser juzgado injustamente en su lugar. En su último día en Montreuil-Sur-Mer, le jura a la moribunda Fantine que recogerá y cuidará a su niñita y emprende la huida ocultándose de Javert. Una vez en Montfermeil, Valjean paga a los hipócritas mesoneros Thénardier por todos los gastos ocasionados y se lleva a la maltratada Cosette para iniciar otra nueva vida.

Diez años después, Valjean y Cosette viven en París, donde se está fraguando una revolución. Lamarque, el único político que defiende los derechos del pueblo, cae enfermo y muere. En ese momento se inicia la rebelión de la mano de los estudiantes, liderados por el apasionado Enjolras. Entre estos jóvenes revolucionarios se encuentra Marius, quien cierto día conoce a Cosette y se enamora perdidamente de ella para desgracia de Éponine, una mendiga hija de los Thénardier y que adora en silencio a Marius desde hace mucho tiempo. En las calles se levantan barricadas y Marius, quien piensa que Cosette va a marchar pronto a Inglaterra, le envía una nota con Éponine, que es interceptada por Valjean. Éste decide unirse a los revolucionarios, entre quienes también se ha infiltrado Javert, para poder velar por Marius. A partir de este momento, muchas vidas se pondrán en juego.

Los que la visteis, pedir que vuelvan a reponerla. Yo desde aquí, lo quiero hacer; Me gustaría dos cosas: La reposición, y además que se pusiera a la venta un DVD, junto con la primera.

A los que no la visteis, solo deciros que si la vuelven a reponer, será pecado perdérsela.

3 comentarios:

Iker dijo...

Efectivamente, lo va a llevar a escena STAGE y ya hay fechas para las audiciones: http://www.losmiserables.es/audiciones/index.html

Personalmente te aconsejaría que no vayas, si no quieres amargar el buen sabor de boca que te dejó aquella producción. Espero equivocarme pero teniendo en cuenta el protagonista masculino contratado para "Chicago" en Madrid (Manuel Bandera) y el contratado para la gira (Carlos Lozano), esto también pinta a elenco de Marketing más que elenco vocal y actoralmente preparado.
Si me equivoco el tiempo lo dirá, y estaré contento por ello.
¡Saludos!

Apertil dijo...

La verdad es que igualar el elenco de aquella producción iba a resultar difícil, pero quien sabe. Veremos.

Saludos cordiales

noX dijo...

Ejem, ejem, ¿se permite un punto de vista de espectador de dDVDs?
También he visto musical en teatro pero muy poco y hace miles de años.
Tal como yo lo entiendo, en el musical no existe claramente una especialización entre la danza y el canto, son generalmente buenos actores-cantantes-bailarines y no se les puede pedir la perfección. El cantante de ópera suele ser mal actor y eso se nota sobre todo en los papeles dramáticos de la zarzuela (puede que el barberillo tenga menos problema). En ópera también facilita las cosas el idioma, que normalmente no se entiende.
El musical es una cosa rara pero respetable. Personalmente estoy enamorada de una edición de "Kiss me Kate" (2003) y muy cabreada con la versión cinematográfica de Chicago, donde se cargaron sin compasión la estupenda coreografía de Bob Fosse.
Definitivamente, se ha perdido el respeto por los clásicos en todos los niveles del arte.